Terrazas El nuevo negocio inmobiliario del alquiler

El negocio de alquiler de viviendas en Madrid, pasa por su mejor momento, viendo como sus precios se han encarecido un 9%, con respecto a los que se movían en el sector hace un año. Esta época dorada que se está viviendo en esta parte del sector inmobiliario, coincide con la incursión en el mercado de una nueva práctica entre los consumidores: el alquiler de terrazas azoteas particulares en Madrid, para diferentes eventos. Estos pueden variar en función de quien sea el arrendatario, como puede ser el caso de un grupo de amigos para la celebración de un cumpleaños o algo similar u otro bien distinto como: una agencia de publicidad para rodar un anuncio.

Beneficios añadidos para sus propietarios

 Esta nueva tendencia, está aportando unos beneficios añadidos a sus propietarios, que ven como de forma totalmente pasiva, consiguen unos ingresos, que, dependiendo de la ubicación de la terraza, pueden llegar a alcanzar hasta los 3000 euros, como ha sucedido en algunos casos concretos.

Terrazas El nuevo negocio inmobiliario del alquiler

Tarifas que oscilan entre los 100 y 300 euros

Un negocio sencillo, que consiste en disponer de una terraza o azotea con una superficie lo suficientemente espaciosa como para soportar un aforo medio de unas 15 personas. Las más demandadas en ciudades como Madrid o Barcelona, son las que ofrecen unas excelentes vistas del centro de la ciudad y que además incluyan servicio de barbacoa. Los precios, como es normal varían en función de la ubicación donde se halle la terraza y los servicios que ofrezca, pero lo lógico es encontrarnos unas tarifas que oscilen entre los 100 y los 300 euros. Estos precios suelen corresponder al alquiler de la terraza por una duración aproximada de 6 horas, y ascendería su tarifa hasta 500 euros por el día completo.

Filmaciones de cortos, escenas de películas o grabaciones de anuncios

Aunque en el 90% de los casos los arrendatarios suelen ser grupos de amigos, para reuniones o celebraciones de cumple años, también empresas dedicadas a la organización de eventos, productoras de cine o agencias de publicidad, suelen ser asiduos en este tipo de alquileres. En estos determinados casos, la fórmula varía, ya que el alquiler suele ser de una habitación y en ocasiones de toda la casa, con una duración de una noche. Filmaciones de cortos, escenas de películas, o la grabación de anuncios, así como la creación de books fotográficos y videos, suelen ser los motivos más comunes por los que estas empresas alquilan estos determinados espacios.

Una nueva fórmula de alquiler que no es realmente nueva

Esta modalidad de arrendamiento, se ha visto extendida a las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, de una forma generalizada, dirigido a todo tipo de público y como hemos comentado con anterioridad, para unos fines determinados. Pero esta, mal llamada nueva fórmula de alquiler no es realmente nueva, ya que desde tiempos ancestrales viene siendo habitual en ciudades como Valencia, Sevilla o Pamplona.

Alquiler de terrazas, balcones e incluso ventanas

En estas provincias, llegadas las fechas de sus fiestas grandes; Fallas, San Fermín o en Sevilla su Semana Santa, son muchos los particulares que alquilan sus terrazas, balcones e incluso ventanas, ofreciendo unas vistas desde donde poder disfrutar de los distintos festejos que protagonizan sus fiestas mayores. Encierros, el paso de las procesiones y en el caso de Valencia, la posibilidad de ver desde un lugar privilegiado su estruendosa y colorida mascletá. En estos casos determinados, muchas empresas alquilan estos espacios y contratan servicios de catering, ofreciendo a sus mejores clientes invitaciones para poder asistir a estos actos. Así como las empresas que se dedican directamente a alquilar, y posteriormente realquilarlo a particulares o grupos extranjeros, que en ocasiones pagan precios desorbitados por estas privilegiadas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *