Quién debe pagar los gastos de una hipoteca

Los gastos de hipoteca ¿quién los tiene que pagar?

Cuando nos decidimos por comprar una vivienda nos embarcamos en una auténtica aventura, ya que además de realizar una de las cosas más importantes a nivel económico de nuestras vidas, iniciamos una andadura por un mundo desconocido, en el que todo cuesta dinero.

Uno de los primeros desembolsos que tenemos que realizar sería producto de los gastos de constitución de la hipoteca, circunstancia que ha levantado bastante controversia en las últimas décadas.

Estos gastos de constitución recogen los costes que hay que pagar por escriturar el préstamo hipotecario y a su vez inscribirlo en el registro de la propiedad. Este hecho no siempre corresponde a la parte compradora.

A continuación, vamos detallar los gastos que conlleva la firma de una hipoteca:

¿Qué gastos van asociados a la firma de una hipoteca?

  • Coste de la tasación. Es lo que cobrará la agencia tasadora por valorar la vivienda en que se basa el préstamo hipotecario. La cantidad a desembolsar estará condicionada a los precios que cobre la agencia en cuestión, aunque por norma general oscilan entre los 100 y los 300 euros.
  • Aranceles notariales. Es la parte que cobra el sr. notario por realizar la escritura hipotecaria. En función del montante del préstamo y del número de hojas que tenga el contrato, puede estar más o menos, entre el 0,1% y el 0,5% de la responsabilidad hipotecaria.
  •  Aranceles registrales. Es la cantidad que cuesta inscribir la escritura hipotecaria en el registro de la propiedad. Este coste suele ser el 0,2% de la responsabilidad hipotecaria.
  •  Impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD). Este pago puede oscilar ente el 0% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria en función de la comunidad autónoma donde nos encontremos o que se realice el contrato.
  • Honorarios de la gestoría. Esta parte corresponde a los gastos que cobrará la agencia gestora por realizar diferentes servicios, como: inscribir la escritura de la hipoteca y de la propiedad en el registro y cursar los trámites necesarios para el pago del IAJD, estos honorarios suelen ser entre 200 y 400 euros.

Quién debe pagar los gastos de una hipoteca

 

Según el Tribunal Supremo no siempre es el cliente quien debe pagar estos gastos

En el año 2015 el Tribunal Supremo dictó sentencia sobre el hecho de que el banco no puede hacer obligatorio el pago de todos estos gastos al comprador de la vivienda y responsable del préstamo hipotecario.

En el caso particular de cada uno, debemos fijarnos si cuando firmamos este tipo de préstamo, fuimos nosotros los que desembolsamos la suma total de estos costes.

En caso de ser así, tendríamos pleno derecho de reclamar una parte. Esto, en el caso de que el organismo en cuestión notificara el 28 febrero 2018, que el impuesto de actos jurídicos documentados, (suelen ser los gastos más elevados del coste de constitución), invariablemente corresponde al cliente, ya que pasa por ser el sujeto pasivo en dicha operación.

¿Quién es el responsable de los gastos de compraventa?

Igualmente, el hecho de la escrituración de la propiedad del inmueble adquirido, también supone unos gastos, conocidos con el nombre de gastos de compraventa, como los que detallamos a continuación:

  •  Aranceles notariales. Suelen suponer entre un 0,1% y un 0,5% del valor del inmueble aproximadamente. Estas cifras pueden variar en función del importe escriturado y del número de hojas de las que ha dispuesto del notario.
  •  Aranceles registrales. Este coste supone el 0,2 % más o menos de importe escriturado.
  • Impuestos sobre la compra. En caso de vivienda nieva, se tendrá que desembolsar el 10% de IVA y entre el 0% y el 1,5% en el impuesto de actos jurídicos documentados. En el caso de vivienda de segunda mano, entre el 6% y el 10% del impuesto de transmisiones patrimoniales, también en función de la comunidad autónoma.
  • Plusvalía municipal. Es el impuesto correspondiente al incremento del valor terrenal de naturaleza urbana y debe pagarse en el caso concreto de que el terreno en venta se revalorice desde su adquisición.

A diferencia de la cuestión anterior, este supuesto de adquisición de la vivienda, no genera ninguna duda, ya que estamos obligados al pago de todos estos gastos, a excepción de la plusvalía municipal, que es por cuenta de la parte vendedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *